Inicio Destinos Descubre el valle Experiencias Planificación Festivales {{rrss.icon}}
Inicio Naturaleza Lugares con encanto Espacios de nieve Invierno Verano y otoño Historia y cultura Gastronomía Otras maneras de conocer el Valle Experiencias Dónde dormir Dónde comer y beber Agencias de viaje Planifica tu actividad Comercio y servicios Cómo llegar Cómo moverse en el Parque natural Posets Maladeta {{rrss.icon}}

Pico Aneto

Rey de reyes situado en el macizo de los Montes Malditos (Maladeta), el Aneto, con sus 3.404m de altitud, se corona como el pico más alto de los Pirineos. Su ascensión no dejará indiferente a nadie por su gran glaciar y su famoso y temido paso de Mahoma, pero además las leyendas que lo envuelven harán las delicias de todo aquel que quiera escuchar increíbles historias.

El Aneto con los 3.404m, la cima más deseada por los amantes de la alta montaña por ser el punto más alto del Pirineo, un recorrido muy variado que progresa por diferentes tipos de terreno, pedreras, trepadas, glaciar... la ascensión, llena de contrastes, de las que existen dos rutas principales para llegar a la cima: la vía clásica por La Renclusa, que atraviesa el portillón superior y el glaciar del Aneto y la ruta por la vertiente sur, que asciende por los Ibones de Coronas, uniendo en la parte más alta de la montaña a la vía clásica.

La leyenda del Aneto


Cuenta la leyenda que al apagarse las últimas llamas del inmenso incendio que mató a Pirene las nieves cubrieron todo. Con el deshielo de las nieves, la vida empezó a volver al bosque, las personas empezaron a construir pueblos y los gigantes, atraídos por la belleza de estas montañas, también las tomaron como su morada. No obstante, como los gigantes eran temidos y despreciados por los dioses, vivían escondidos en lo más profundo del valle. Uno de esos gigantes, con fama de malo y de mal carácter, se llamaba Netú y vivía perdido en las montañas junto a sus ovejas. 

Un día apareció un mendigo en el Valle de Benasque que se ganó rápidamente el afecto de la gente del lugar, pues contaba historias a pequeños y mayores. Inquieto y con ganas de ver mundo, pasados unos meses, decidió continuar su camino.

Las gentes del valle le advirtieron sobre Netú, pero el mendigo siguió su marcha y se adentró en el valle. Tras varios días de viaje, el agua y la comida se agotaron, pero por suerte vió un rebaño a lo lejos al que se acercó. 

De repente, apareció el gigante Netú, pues eran sus ovejas. En vez de huir, el mendigo le pidió ayuda pero el gigante, fiel a su mal genio y avaricia, se la negó, no quiso darle agua ni comida. «Suerte que te dejo marchar vivo», le dijo. 

El mendigo, sorprendido por tanta codicia, le contestó con calma: «tu corazón es duro como la roca, ojalá todo tú se convierta en piedra» y en ese mismo instante, Netú observó como su cuerpo se petrificaba quedando convertido, en pocos segundos, en una gran roca. Y lo que hoy conocemos como la cima del Aneto es en realidad, Netú convertido en piedra.

fas fa-times

{{ planning.translation.title }}

  • · {{ partners_tipology.translation.title }} ({{partners_tipology.contents.length}})

Te puede interesar

Formulario enviado con éxito

Hemos recibido su formulario correctamente y en breve nos pondremos en contacto con usted.
Las cookies son importantes para el correcto funcionamiento de las páginas web. Usamos cookies para recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de nuestra página web. Haga clic en “Aceptar y proceder" para aceptar las cookies e ir directamente a nuestra página web o haga clic en “Más información” para ver la descripción detallada de los tipos de cookies que utilizamos y decidir si acepta o rechaza nuestra política de cookies.
ACEPTAR Y PROCEDER