Inicio Destinos Descubre el valle Experiencias Planificación Blog {{rrss.icon}} fas fa-bars
Inicio Naturaleza Lugares con encanto Espacios de nieve Invierno Verano y otoño Historia y cultura Gastronomía Experiencias Dónde dormir Dónde comer y beber Agencias de viaje Planifica tu actividad Comercio y servicios Cómo llegar Cómo moverse en el Parque Natural Blog {{rrss.icon}}

Aguas bravas y tranquilas

Quienes eligen el río Ésera para la práctica de aguas bravas, encontrarán 30 km navegables con tramos familiares y otros de mayor dificultad para los más atrevidos, pero también se puede disfrutar de un agradable paseo en piragua por las aguas tranquilas del lago de Eriste

El Ésera, de los mejores ríos a nivel nacional para la práctica de deportes acuáticos, destaca por sus aguas frías y cristalinas, por los rápidos tan característicos que ofrece y por el paisaje que lo rodea. Adrenalina, aventura y diversión esperan a cualquiera que quiera realizar una bajada en rafting, hidrospeed o kayak en este río. 

Descensos en el río Ésera

El río Ésera nace a 2500 metros de altitud en el macizo de Maladeta y recibe sus aguas por la fusión de la nieve acumulada en invierno en la zona central y más alta de los Pirineos, así como por las lluvias de primavera y otoño. 

Se puede practicar el rafting u otros tipos de actividades entre marzo y septiembre, aproximadamente, y el tramo donde se realizan los descensos desde Campo a Santa Liestra, recorriendo 11 kilómetros de tercer a cuarto grado según caudal. Se trata de un entretenido recorrido con numerosos trenes de olas provistos de buenas contras que permiten jugar sin descanso. Si se acortar el tramo, se puede salir en el paso de la Sirga (un poco antes de las pirámides), donde una sirga con silla para pescadores cruza atraviesa el rio.

Al pie de los paredones de conglomerado de Las Mosqueras se encuentra el famoso paso de Las Pirámides, formado por grandes bloques desprendidos que han obstruido el cauce. Se puede reconocer desde la carretera y durante el descenso se identifica al ver el primer gran bloque en mitad del rio. Hay que salvar varios rulos y piedras en la entrada del paso haciéndolo con mucho cuidado ya que al final el río sifona parte de su caudal por el fondo y en la margen derecha, por lo que es recomendable que nadie caiga de la balsa al agua. Después de este paso desaparecen las dificultades hasta el Hoyo de Santa Liestra, un rápido interesante que marca el final del descenso.

A lo largo del descenso hay numerosos rápidos fáciles para jugar y remansos para darse un chapuzón. Para disfrutar al máximo del recorrido, es recomendable ir acompañado por el guía de una empresa profesional que se puede contratar en Campo.

Disfrutando de las aguas tranquilas

En el marco incomparable del lago de Eriste, se puede disfrutar de un tranquilo paseo en piragua. 

fas fa-times

{{ planning.translation.title }}

  • · {{ partners_tipology.translation.title }} ({{partners_tipology.contents.length}})

Formulario enviado con éxito

Hemos recibido su formulario correctamente y en breve nos pondremos en contacto con usted.
Las cookies son importantes para el correcto funcionamiento de las páginas web. Usamos cookies para recopilar estadísticas para optimizar la funcionalidad de nuestra página web. Haga clic en “Aceptar y proceder" para aceptar las cookies e ir directamente a nuestra página web o haga clic en “Más información” para ver la descripción detallada de los tipos de cookies que utilizamos y decidir si acepta o rechaza nuestra política de cookies.
ACEPTAR Y PROCEDER